La gestión de conflictos internos en la empresa a través de la mediación informal

Gestión conflictos internos

Cualquier tipo de empresa, ya sea una gran compañía o una pyme, es susceptible de sufrir problemas en su esfera interna. Los empleados pasan en su puesto de trabajo una gran parte de su tiempo y entre ellos, o entre los diferentes niveles jerárquicos pueden surgir roces. A ello hay que sumar factores agravantes como el estrés generado por los plazos o la dificultad de la propia actividad laboral. En todos los casos es vital tener una política de gestión conflictos internos que permita convertir esas fricciones en oportunidades de crecimiento y mejora.

Una de las herramientas más útiles que las empresas tienen a su disposición es la mediación informal. Esta permite crear un espacio en el que un tercero, ayude a las partes en conflicto a encontrar una solución realista eficiente y ágil a su situación de conflicto. Se trata de un mecanismo de gestión de conflictos que cada vez más organizaciones incorporan. Capacitando a líderes innatos o externalizando el servicio no sólo se ahorran muchos costes económicos, emocionales y de oportunidad, sino que además las organizaciones consiguen crear una cultura de comunicación asertiva y mejora constante.

 

La importancia de un experto en gestión de conflictos

La forma habitual de responder ante un problema es evitándolo o confrontándolo con mayor o menor éxito. A través de un mediador, la tensión se reduce y cada una de las partes puede comunicar la existencia de malestar o disconformidad a la otra sin causar un impacto negativo.  El mediador facilita una negociación entre las partes, para que logren resolver el conflicto que exista entre ambas. El mismo puede deberse a las funciones que realizan, a las condiciones laborales, a las relaciones con el resto del equipo… En cualquier caso, se trata de un problema, que es relevante para las partes en conflicto y que puede afectarles incluso en su esfera personal.

El coste real de la mala gestión de conflictos internos en una empresa es altísimo. No solo afecta a la productividad de la empresa, al ambiente de trabajo e incluso a la imagen corporativa. Además supone un desembolso real derivado de los litigios y los procesos legales a los que se enfrenta. Por eso, es primordial detectar y solucionar los problemas internos lo antes posible y gestionarlos con la mayor discreción posible. Lo más efectivo es recurrir a la mediación informal de un tercero , como un ombudsman o un asesor de ambiente respetuoso, que de manera confidencial e imparcial orqueste un proceso que vele por los intereses de ambas partes. De esta manera, con independencia del resultado, tanto empleado como compañía sentirán que han participado de un proceso, justo humano y que ha tenido en cuenta los intereses de ambas partes.

 

Gestión conflictos interno

 

Gestión de conflictos internos a través del Ombudsman Organizacional

Si existe una cultura de comunicación no efectiva, desconfianza y conflicto se puede solicitar la intervención puntual de instituciones que ayuden a solventar esta situación, puntualmente o de forma más sistémica. En el Centro Europeo del Ombudsman Organizacional las compañías acuden solicitando tanto nuestros servicios de mediación y facilitación on demand como la creación de Oficinas de gestión de conflictos o de Ombudsman. Por su naturaleza, el ombudsman es la figura perfecta para la gestión de conflictos internos de manera sistemática. Se trata de un elemento externo caracterizado por su informalidad, neutralidad, imparcialidad y confidencialidad. No está ahí para ponerse del lado de la empresa ni del  trabajador. Simplemente, escuchará a ambas partes, y ofrecerá diferentes vías de actuación para solventar el conflicto. En ese proceso empleará una aproximación de progresivamente más intervencionista, pero dejará siempre a salvo la voluntad de las partes.

Lo más recomendable es no esperar a que surja un problema para comenzar con la gestión de conflictos internos. Lo ideal es contar con un mecanismo que permita evitar que este tipo de situaciones escalen y tengan consecuencias graves, tanto económicas como emocionales. Cada vez más compañías cuentan con los servicios de Ombudsman Organizacional, que funciona como un sistema de alerta temprana, funciona como barómetro de los conflictos internos y como válvula de escape de presión haciendo que los empleados se sientan escuchados y valorados.

 

Únete al movimiento que está revolucionando el mundo empresarial y ponte en contacto con nosotros para que te contemos todas las soluciones que tienes a tu disposición. Sigue los pasos de Coca-Cola, IBM o Lenovo y da el paso hacia una organización más equitativa, inclusiva y transparente.

Entradas recomendadas